HIBERNIA. En los confines del Imperio Romano

 

HIBERNIA. En los confines del Imperio Romano” es la segunda novela del doctor en Historia Antigua, Adrian Goldsworthy. El profesor Goldsworthy, doctorado en el St. John’s College de la Universidad de Oxford, está especializado en Historia militar del mundo clásico. Entre sus ensayos destacan “El ejército romano” (Ediciones Akal), La caída del Imperio romano (La esfera de los libros), o las biografías de César, de Antonio y Cleopatra, y de Augusto (publicadas también por La esfera de los libros).

Si como historiador se ha ganado un merecido prestigio, el camino que lleva como novelista no le va a la zaga.

 

LA NOVELA

Al igual que en Vindolanda, el principal protagonista de la novela es  Flavio Ferox, un siluro marcado por su juramento de lealtad a Roma y a su emperador. Ferox es un centurión regionarius que, desde el burgus de Siracusa, se encarga de velar por la seguridad y la estabilidad en esta zona del Imperio. Sus principales tareas son las de ejercer de juez y policía ante la población nativa, evitar los conflictos y mediar entre las partes en litigio.

 

En esta ocasión, su día a día habitual se ve alterado, por dos hechos. El  primero es el inaudito secuestro de dos mujeres y un joven, que le hace desplazarse, junto con su inseparable amigo el explorador brigante, Vindex hacia las tierras del norte. El segundo acontecimiento es la noticia de la próxima llegada de una embajada diplomática encabezada por dos reyes procedentes de la remota Hibernia (la actual Irlanda): Breno, monarca de los rhobodioi, y Epotsorovido, señor de los darinoi, y su intrigante esposa Brigita.

Durante la visita de los hibernos se producen unos trágicos sucesos que hacen que nuestro héroe, Férox, se embarque en una nave, por tercera vez en vida. Esta vez con destino a las desconocidas tierras de Hibernia. Su misión no será sólo cumplir con su juramento como soldado sino que estará impulsado por un sentimiento si cabe aún más fuerte, el amor.

 

LOS LUGARES

Ya señalamos en nuestra reseña de Vindolanda que el burgus de Siracusa es imaginario, si bien la descripción realizada por el autor se ajusta a los conocimientos históricos y arqueológicos de los que disponemos. El fuerte auxiliar de Vindolanda sí es real y es uno de los lugares de referencia en el entorno del Muro de Adriano.

Parte de la trama de la novela se desarrolla al oeste de Britania, en la costa de Cumbria, frente al mar de Irlanda (Oceanus Hibernicus). Esta zona contaba con la existencia de torres de observación y algunos fortines en tiempos de nuestro ilustre Ferox. Un par de décadas después, será el emperador Adriano el que fortifique la costa con una línea contínua de torres de vigilancia y fortines, al estilo de lo realizado en el Muro de Adriano pero sin levantar ninguna muralla. En la novela se describe el fuerte auxiliar de Alauna (Maryport) y  la torre observación de Aballava (Burgh-by-Sands), donde posteriormente se levantaría un fuerte auxiliar.

 

Respecto a los lugares fuera de Britania, tenemos dos referencias, la colina de Tara y los brochs. La colina de Tara se encuentra en el condado irlandés de Meath. Su principal monumento es el Ráith na Rig, la Fortaleza de los Reyes.  Este lugar era la morada del Árd Rí Éireann, el Gran Rey de Irlanda, elegido por los caudillos de las tribus de Hibernia.

 

Irlanda. Colina de Tara (foto: Daniel Mennerich)

 

LOS BROCHS

Son construcciones circulares de piedra con doble muro que se encuentran al norte y oeste de Escocia y en islas como las Shetlands, las Orcadas y las Hébridas. Algunas de estas torres alcanzan hasta los trece metros de altura. Según wikipedia hay constancia de la existencia de casi seiscientos brochs por toda Escocia.  Fueron levantadas principalmente durante la Edad del Hierro. No se sabe a ciencia cierta cuál era su finalidad. Se especula que podría ser defensiva, signo de estatus social o medio de comunicación por medio de señales de humo. La torre mejor conservada es el broch de Mousa, en las islas Shetlands.

 

 

Broch de Mousa (foto: Markus Schroeder)

 

NUESTRA OPINIÓN

Goldsworthy consigue crear en la novela una atmósfera que te atrapa desde el principio. Hace que la lectura sea ágil y amena con un desarrollo de la trama trepidante, bien hilado, que te mantiene en tensión en todo momento.

Otro de los aspectos más interesantes de Goldsworthy es que, gracias a su brillante formación y erudicción, desarrolla una trama ficticia que respeta en todo momento el rigor histórico. En sus novelas integra a la perfección sus vastos conocimientos del ejército romano, como la descripción de los fuertes auxiliares, el modo de vida de los soldados, o las ceremonias militares como la hippika gymnasia.

Deseamos que llegue pronto la tercera novela, publicada en el Reino Unido en junio 2019, bajo el título de “Brigantia”. Sin duda alguna, Ferox y Vindex ya forman parte de nuestra galería particular de héroes novelescos de la Antigua Roma.

 

 

HIBERNIA. En los confines del Imperio Romano.

Adrian Goldsworthy (Ediciones Pàmies). 2019

350 páginas

ISBN: 978-84-17683-18-4.

 

Sergio Geijo

Bloguero de la Antigua Roma – viatorimperi.es y tuslibrosderoma.com -. Es autor del libro “El Muro de Adriano y los Auxilia”, guía en castellano sobre esta gran frontera del Imperio Romano. Disponible en tiendas Amazon.

Un comentario en “HIBERNIA. En los confines del Imperio Romano

  • el 10 mayo, 2020 a las 12:44 pm
    Permalink

    Me encanta la reseña. Estoy deseando leer el libro.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *