LA CAZA DE LAS ÁGUILAS

publicado en: BEN KANE, Novela Histórica | 0
Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

la-caza-de-las-aguilas

 

La caza de las Águilas” es la segunda novela de la trilogía “Águilas de Roma” del escritor Ben Kane. En la primera, “Águilas en guerra” el autor nos traslada a la Germania del año 9 d.C. y la masacre de tres legiones romanas en el bosque de Teutoburgo. En esta segunda novela, la historia transcurre entre los años 14 y 15 d.C., y se centra en la respuesta de Roma, liderada por el gobernador de Germania, Germánico, a las huestes de Arminio el querusco, el  cerebro de la humillación de Teutoburgo, y el intento de recuperar las águilas de las tres legiones perdidas.

 

El autor, Ben Kane, es, en mi opinión, uno de los mejores escritores de novela histórica de la actualidad. Si su trilogía sobre la Legión Perdida me pareció buenísima, el camino que lleva con “Águilas de Roma” es sencillamente soberbio. En la primera novela de la trilogía (reseñada en nuestro blog) relata de un modo sublime el terror, el pánico y el miedo que debieron de sufrir los legionarios romanos emboscados en Germania. Parecía difícil superar la tensión creada en un escenario tan hostil, pero la historia creada por Ben Kane en “La caza de las Águilas” es sencillamente magistral, narrando unos acontecimientos que, aunque en su mayor parte, conocemos por los escritores clásicos, no dejan de ser sorprendentes.

 

El principal protagonista de la novela es el centurión veterano Lucio Cominio Tulo, superviviente de la masacre de Teutoburgo, cuya mayor deseo es poder recuperar el honor de su extinta legión, recuperar el águila perdida, y hacer pagar a Arminio, el traidor querusco, por todo lo que les hizo sufrir. A su lado estará su optio, Fenestela, y los inseparables legionarios Piso y Vitelio, subordinados suyos en la segunda cohorte de la tristemente famosa legión XVIII y supervivientes también de la batalla de Varo. El destino hará que tengan una nueva oportunidad de vengar a los legionarios caídos en Germania, acompañando al nuevo gobernador de la provincia, Germánico, que les llevará a cruzar nuevamente el Rin, para vengarse de las tribus germanas aliadas de Arminio y tratar de recuperar las enseñas romanas perdidas en Teutoburgo.

 

Ben Kane relata de un modo magnífico varios momentos históricos conocidos gracias a las fuentes clásicas. El primero de ellos es el motín de las cuatro legiones romanas acantonadas en Ara Ubiorum (la actual ciudad de Colonia). Este levantamiento militar, producido tras conocerse la noticia del fallecimiento del emperador Augusto, estuvo provocado por las malas condiciones de vida de los soldados, con abusos de poder por parte de sus superiores, congelación salarial o el no cumplimiento de los licenciamientos de los soldados veteranos a pesar de haber cumplido los años de servicio. El motín se saldó con el asesinato de varios centuriones y altos mandos de las legiones y el posterior ajusticiamiento de los cabecillas de la rebelión, ordenado por Germánico. Con la idea de restablecer el orden y la disciplina, Germánico decidió que lo mejor que podían tener sus soldados para volver al orden y la disciplina era un enemigo común, por lo que decidió finalizar el año 14 d.C. con una incursión al este del Rin, planificando la completa aniquilación del pueblo de los marsos para dar un castigo ejemplar a las tribus germanas por los hechos acaecidos cinco años atrás. Estos acontecimientos son narrados por Ben Kane con una gran tensión, realismo y crudeza, encontrándose lógicamente en el centro del escenario nuestros principales protagonistas.

La narración continúa con la siguiente campaña, la del año 15 d.C. cuando Germánico, acompañado de sus legiones se interna en la Germania profunda con la finalidad de continuar con el castigo sobre las tribus germanas y la recuperación de las águilas romanas. En este momento, nuestro protagonista, el centurión Tulo, acompañará a Germánico al bosque de Teutoburgo donde rendirán tributo a los caídos en la emboscada de Arminio. La ofensiva romana continuará durante los meses siguientes, con las tribus germanas evitando el enfrentamiento en campo abierto con las legiones. Al final de la campaña, con el ejército romano recorriendo el camino de regreso a sus cuarteles de invierno, Tulo y sus hombres tendrán que rememorar la pesadilla sufrida años atrás, al cruzar la carretera de los Puentes Largos, donde las huestes de Arminio esperan de nuevo su momento. Este acontecimiento histórico alcanza también momentos épicos gracias a la trepidante narrativa de Ben Kane.

 

“La Caza de las Águilas” es una novela altamente recomendable, al igual que su predecesora. Tras leer “Águilas en Guerra” me parecía bastante complicado que Ben Kane pudiera mantener un hilo narrativo tan intenso en la segunda obra, pero no sólo lo consigue sino que aporta una extraordinaria visión sobre los años que siguieron a la masacre de Teutoburgo y la respuesta de Germánico a esta humillación. Ahora toca esperar la publicación el próximo año del final de la trilogía… ¿Participará el centurión Tulo en la histórica batalla de Idistaviso y logrará recuperar el águila de la décimo octava legión?

 

 

LA CAZA DE LAS ÁGUILAS (BEN KANE)

Ediciones B (2016). 498 páginas

ISBN: 978-84-666-5911-6.

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una opinión