Los libros de SERGIO ALEJO

publicado en: Los libros de... | 2
Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

IMG_20170429_165427-crop

Sergio Alejo Gómez (www.sergioalejogomez.com), historiador y recreador histórico en el grupo “Barcino Oriens”, es colaborador con una sección fija sobre mundo antiguo en el programa de radio y podcast “La Biblioteca Perdida” además de escribir artículos y relatos cortos para la web “Portal Historia”. Sergio Alejo es autor de la trilogía “Crónicas de Tito Valerio Nerva”, ambientada en el siglo I a.C., en el tiempo en que Augusto trataba de subyugar a las tribus cántabras y astures, cuyo protagonista principal es Tito Valerio Nerva, legionario de la IV Macedonica…

 

Tras regresar de un fin de semana largo e intenso esta primera semana de junio, en el que he participado en los actos del festival de recreación romana Arte et Marte de León, he presentado mis obras en Gijón y he firmado ejemplares en la Feria de libro de Madrid, Sergio Geijo se puso en contacto conmigo para proponerme escribir este artículo. Me invitó a echar un vistazo a esta sección de TusLibrosDeRoma, para que me hiciese a la idea de que era lo que quería. Lo que no le he comentado es que yo ya le seguía, por lo que le he respondido de manera afirmativa sin ni siquiera abrir el enlace.

Me comentó que estaba interesado (supongo que el interés es mutuo entre todos los amigos y amigas que siguen tanto la página de ViatorImperi como la de TusLibrosDeRoma) en que hiciese referencia a los autores y obras que más me habían influido  a la hora de escribir mi saga de novelas “Las crónicas de Tito Valerio Nerva”.

Reflexionando ante la pantalla de mi ordenador, he llegado a la conclusión de que prácticamente, desde que tengo uso de razón, no he hecho otra cosa más que devorar novelas históricas. Aunque junto con ellas siempre he disfrutado del género de la novela negra o de estilo policiaco. Este otro me encanta, y es por ello quizás que la saga de Tito Valerio Nerva tiene tintes de ambos. No deja de ser una novela con un contexto histórico, en el cual se relatan batallas y pasajes de origen histórico, al cual le he añadido una trama detectivesca que mantiene al lector atento al desarrollo de los acontecimientos.

Entrando en materia si os parece, hablaré un poco sobre todos los autores y autoras que me han inspirado a la hora de ponerme manos a la obra.

 

EL PRIMER HOMBRE DE ROMAPara empezar, quiero destacar a la australiana Colleen McCullough y su flamante saga de libros Los señores de Roma, encabezada por El primer hombre de Roma. Los siguientes títulos de la larga saga también me  calaron  hondo, pues la visión que dio ella de la sociedad romana era muy ajustada y precisa, y más sin ser historiadora, pues, aunque no lo creáis, era catedrática de neurofisiología. La cuestión es que ella fue la culpable de despertar en mí a temprana edad esa pasión por este tipo de género literario. Más que despertarla, sería más ajustado decir acrecentarla, pues esta venía de lejos, ya que desde bien pequeño me había fascinado todo lo relacionado con Roma, Egipto, Grecia y el resto de civilizaciones antiguas.

 

Poco a poco me fui sumergiendo en el apasionante mundo de la novela histórica, acompañado obviamente por esos grandes clásicos del género péplum del cine, que aportaban la parte visual (aunque en ocasiones los vestuarios fuesen un poco esperpénticos y poco rigurosos). Quién no se acuerda de grandes actores como Kirk Douglas haciendo de Odiseo (en el film le llamaron Ulises), o encarnando al esclavo tracio Espartaco. O a Charlton Heston y Stephen Boyd en la galardonada Ben-Hur. Los nombro aquí tan sólo a modo de ejemplo para que os hagáis a la idea de lo que me apasionaba siendo tan sólo un niño.

 

En cierto modo, y como novedad y complemento a los otros tipos de soportes, y que además creo que es relevante a la hora de buscar inspiración, puedo hablar de un tema que está de actualidad y que me considero afortunado de haber probado. A la postre puedo añadir que me ha ayudado mucho más a comprender la historia y sus detalles. Estoy hablando por supuesto de la arqueología experimental y del mundo de la reconstrucción y recreación histórica. ¿Por qué digo esto? Porque no es lo mismo leer en los libros como era una armadura de un legionario, que ponérsela, sujetar un escudo y un gladius y meterte dentro de una formación romana para combatir. Sí señores, eso es lo que hacemos en ese tipo de grupos. ¿Y qué puedo decir sobre esa experiencia? Tan sólo que no es lo mismo verlo o en este caso leerlo, que vivirlo y experimentarlo en tus propias carnes. Creo que eso le da sin duda mucho más realismo a lo que luego explico y plasmo sobre el papel. Desde aquí hago un llamamiento a los amantes de la historia a que prueben esta magnífica experiencia. Estoy convencido que no os va dejar indiferentes. Ese es el complemento extra que le faltaba a toda la parte teórica que ya sabía… La parte práctica, esencial desde el punto de vista de cualquier metodología. La sensación que te invade de formar parte de un pedacito de la antigüedad. Por ello pienso que es una herramienta fundamental que puede ayudar a los autores a explicar con más detalle las sensaciones que experimentan sus personajes.

 

En cuanto a las fuentes propias, las escritas. No hay mejor lugar por donde mejor empezar que por los grandes clásicos como la Ilíada y la Odisea de Homero. Dos grandes obras que con el paso de los siglos no han perdido ni un ápice de emoción. Es más, a los historiadores siempre nos han servido como fuente de inspiración, esa aureola heroica es la que tratamos de dar a nuestros personajes principales, más allá de que los acontecimientos que narren sean más cercanos al mito que a la realidad (para eso hay muchas opiniones).

 

A la vez que nombro a Homero, aprovecho para acordarme de todos los clásicos. Obviamente no diré que no me he pasado horas estudiando y analizándolos con detalle, pues creo que sus obras son fundamentales en todo escritor de novela histórica de época antigua. Podría enumerar a unos cuantos, como por ejemplo Tucídides, Arriano, Diodoro Sículo, Polibio o los romanos Séneca, Suetonio, Virgilio, Tácito, Plinio e incluso al agrimensor Columela. Siempre hay sitio y espacio para todos. La lista es tan larga que nunca la acabaríamos.

 

P83340B.jpgLas-puertas-de-fuego-–-Steven-PressfieldSin irme demasiado del hilo de este artículo, debo destacar a otros muchos tantos autores que han colaborado en destapar mi faceta de escritor de manera indirecta. Podría decir, sin ánimo de querer dejarme a ninguno de ellos, que estuve muy enganchado a las novelas de Valerio Massimo Manfredi, Alexandros, El Tirano, La última legión, … A todas ellas, siendo unas mejores que otras obviamente. Otro de los escritores que más me llamó la atención fue Steven Pressfield, con su magnífica obra Las puertas de fuego (sobre la sociedad espartana de la época de las Guerras Médicas) a la vez que su siguiente novela, titulada Vientos de Guerra, y que estaba ambientada en las guerras del Peloponeso, y en la que nos habla de la otra gran potencia de la Grecia clásica, Atenas.

 

BRITANIA_SIMON SCARROWHe leído a otros muchos autores, como Christian Cameron, Santiago Posteguillo (a nivel nacional), aunque uno de los que más me ha marcado, sobre todo por la manera que tiene de enfocar el mundo militar romano, ha sido Simon Scarrow. Tengo que decir que su saga (muy extensa por cierto) sobre los soldados Macro y Cato es increíble y te engancha desde el primer momento. Desde aquí le felicito por su enorme trabajo de documentación, pues le habrá llevado mucho tiempo, y por la redacción de tantos volúmenes.

 

Pero como no sólo de Roma y Grecia vive el hombre, tengo que decir que he leído novelas históricas ambientadas en otras épocas y de otros autores. Por ejemplo, así a bote pronto, la primera que viene a la cabeza es sin duda la obra magna de Arturo Pérez-Reverte, como no, la saga de libros del famoso Capitán Alatriste.  Los he leído todos, y me aventuraría a decir que son magníficos, aunque esa no deja de ser mi humilde opinión. De esas novelas he sacado el concepto del honor soldadesco, quizás no esté tan documentado en época romana, pero pienso que los principios y la moralidad son básicos a la hora de elaborar a los personajes que conforman una trama. También me gustaron muchos algunas de sus obras anteriores como la Tabla de Flandes o El club Dumas. También me he detenido en alguna ocasión en la Edad Media, y he podido leer grandes obras como los Pilares de la Tierra de Ken Follet, pese a que tengo que decir que en algunos momentos se me hizo algo pesada.

 

AUGUSTOCentrándonos en tiempos más modernos, debo decir que todo escritor de novela histórica necesita un apoyo de investigaciones más actuales. En concreto, a mí me han ido muy bien para escribir mi saga, la clásica obra sobre Roma, La República romana y el Imperio Romano, de Blázquez, Roldán y Castillo. También he usado como apoyo la obra de Adrian Goldsworthy, Augusto para documentarme sobre el periodo en el que se sitúa mi trilogía.

 

En cuanto a la influencia de autores de novela negra, otra de las partes más relevantes de mi estilo literario tengo que decir que me encantan las novelas de Agatha Christie, los clásicos como Diez Negritos o Asesinato en el Orient Exprés. A nivel más policial y sobre todo de investigación siempre he sentido admiración por los casos de Sherlock Holmes, y he leído varias obras de Sir Arthur Conan Doyle, el maestro de la novela detectivesca. Quizás mi legionario Valerio posea alguna de las habilidades del famoso detective, tan sólo quizás, por qué no pretendo tampoco compararlo con él. Lo que si es cierto que en mis obras he tratado de dotarle de unas habilidades o dones naturales aptos para desenvolverse en una situación adversa, salvando las distancias, más que nada porque Valerio no deja de ser un soldado romano y no un detective.

 

Sin querer extenderme mucho más, quisiera concluir diciendo que, pese a que haya leído a muchísimos autores, cada uno de ellos con su propio estilo literario, yo también tengo el mío propio. Creo que todos los autores los tienen, y que las influencias no son más que eso. Es por ello que, si queréis salir de dudas acerca de esta última aseveración que he hecho, os invito a que leáis la saga de Las crónicas de Tito Valerio Nerva, compuesta por los títulos: Misiva de sangre, El enemigo Interior y La sombra de la conjura.

 

Y como para gustos, colores, os invito a que os pongáis en contacto conmigo, para darme vuestra opinión.

Ha sido un verdadero placer escribir para ViatorImperi y para TusLibrosDeRoma.

 

¡Roma victrix!

LAS CRONICAS DE TITO VALERIO NERVA

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 Respuestas

  1. Los 2 primeros son fabulosos ahora empiezo el tercero.

Dejar una opinión