Los libros de YEYO BALBÁS

publicado en: Los libros de..., YEYO BALBÁS | 0
Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Yeyo BalbásYeyo Balbás (Torrelavega, 1972) ha publicado hasta la fecha dos novelas históricas de temática romana: Pax Romana y Pan y Circo, ambientadas ambas en la época del Principado de Augusto, la primera en Hispania, en el marco de las Guerras Cántabras, y la segunda en la propia Italia. En la actualidad se encuentra preparando su tercera novela, que transcurre en la época de la caída del reino visigodo y la conquista islámica. Yeyo ha trabajado durante varios años en distintos campos de la divulgación histórica, como ilustrador y realizador de documentales. Entre sus colaboraciones habituales se encuentran las que realiza con la revista de historia militar Desperta Ferro. Practicante de artes marciales y esgrima histórica es además miembro del grupo de recreación histórica “El Clan del Cuervo”.

 

 

Una novela histórica no es sólo un acto de creación, sino también el resultado de multitud de lecturas a las que el autor trata de dar una nueva forma. En este proceso, es fácil que las obras que más han podido influenciarle sean relatos de ficción ambientados en la misma época, aunque no tiene porqué ser así.

En mi caso, considero el periodo histórico de una novela como un marco de ambientación en el que desarrollar unos hechos ficticios. Aunque sin duda hay épocas que permiten explorar mejor una determinada temática que otras, lo cierto es que las novelas que más me han influido al escribir tanto Pax romana como Pan y circo no están enmarcadas en la antigua Roma.

A pesar de constituir una sola historia, estas dos narraciones, ambientadas en época augustea, son de lectura independiente, y parten de un paradigma argumental sensiblemente distinto y mezclan géneros diferentes. Pax romana es un relato de aventuras de tipo bélico, tal vez deudor del Alatriste de Arturo Pérez-Reverte o La legión de los condenados de Sven HasselPan y circo, por el contrario, se trata de un thriller de investigación que transcurre entre intrigas políticas, los bajos fondos de Roma y la arena de los anfiteatros. Si debo citar alguna influencia, tal vez me tenga que trasladar a la novela negra contemporánea; en ambos casos, el referente que he empleado para mezclar ficción e historia son Los episodios nacionales de Benito Pérez Galdós.
Por otra parte, un escritor de novela histórica no sólo debe poseer habilidades literarias y narrativas, sino también ha de conocer bien la sociedad en la que se desarrolla «su» historia. Para esto último, los libros a consultar son obras de investigación. Creo que, a pesar del tiempo transcurrido desde su publicación, La Revolución romana de Ronald Syme es el ensayo más lúcido que se ha escrito sobre el periodo augusteo. Los cántabros antes de Roma y otras publicaciones de Eduardo Peralta, basados en sus excavaciones en los campamentos de campaña romanos y los castros indígenas con evidencias de asedio, me han servido para recrear el transcurso de las guerras cántabras.
Más allá de esto, el argumento de toda novela gira en torno a una temática o «idea controladora»; en el caso de Pax romana, se trata de la pregunta de si es posible obtener la paz mediante la violencia. Por su parte, Pan y circo trata de reflexionar sobre la cultura y los espectáculos como herramienta política. En ese sentido, Augusto y el poder de las imágenes de Paul Zanker resultó reveladora para comprender cómo el régimen augusteo recurrió a las artes plásticas para transmitir ciertos mensajes políticos a una ciudadanía en su mayor parte analfabeta. La figura de Cayo Cilnio Mecenas, patrón de aristas, y la extraordinaria generación de literatos formada por Virgilio, Horacio, Propercio, Tibulo, Tito Livio y Ovidio, me sirvió de paradigma para ilustrar los distintos modos de relación entre literatura y poder político, en una época en la que la mayoría de escritores dependían del patronazgo de un mecenas para subsistir. Esto, sin lugar a dudas, condicionó el contenido de la Eneida de Virgilio; un poema épico que presenta al gobierno de Augusto como garante de una nueva era de paz y prosperidad, dentro de una visión positivista de la historia romana.
Por último, La Rebelión de las masas de José Ortega y Gasset, al igual que la Espiral del Silencio de la socióloga Elisabeth Noelle-Neumann, fueron la piedra de toque para infinidad de reflexiones en torno a los mecanismos que conforman la opinión pública.

 

coliseo-interior

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una opinión