LEGIONES ROMANAS EN CALEDONIA. AGRÍCOLA FRENTE A CALGACO

publicado en: Arqueología, Historia y Sociedad | 2
Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

LEGIONES ROMANAS EN CALEDONIA

Marcos Uyá Esteban (Madrid, 1981),  licenciado en Historia y en Antropología Social y Cultural por la Universidad de Granada, es autor de más de una docena de artículos sobre la era romana, siendo “Legiones romanas en Caledonia. Agrícola frente a Calgaco” su primer libro publicado (HRM Ediciones).

“Legiones romanas en Caledonia. Agrícola frente a Calgaco” consta de cinco capítulos. El primero de ellos (Britania: una larga conquista) repasa los pasos que llevaron a la conquista de la isla, desde el desembarco de Julio César en el 55 a.C., a la invasión ordenada por el emperador Claudio en el 43 d.C., y la resistencia indígena idealizada en los personajes de Carataco, Boadicea y la tribu de los brigantes, hostiles a la presencia romana. El segundo capítulo (Un nuevo horizonte: Caledonia) analiza la figura de Agrícola, legado de la XX Valeria Victrix, gobernador de Britania desde el 78 d.C., y el responsable de llevar los dominios de Roma al norte de la isla. En este apartado también se desgranan las diferentes tribus que habitaban la fría y húmeda región de Caledonia, identificadas por Tácito como todas aquellas situadas al norte de los brigantes. En el tercer capítulo (Las campañas de Agrícola en Caledonia) el autor estudia las campañas militares llevadas a cabo por Agrícola en estas tierras, entre el 78 y el 84 d.C. Durante esos seis años, Agrícola fue conquistando paulatinamente a las distintas tribus caledonias (ordovices, brigantes, selgovae, damnonii, etc.), protegiendo las áreas conquistadas con la construcción de fortalezas y calzadas. En este capítulo se comenta también la incursión de Agrícola en Hibernia, la actual Irlanda. El siguiente capítulo (La séptima y última campaña: Mons Grapius) culmina con la mítica batalla de Mons Grapius, lugar que aún no ha sido plenamente identificado aunque el autor desglosa las teorías existentes sobre su ubicación. Siguiendo la narración de Tácito sobre esta batalla, Marcos Uyá nos relata su desarrollo, con las arengas de Agrícola a las legiones romanas y de Calgaco a las tribus caledonias, la composición de ambos ejércitos y el desenlace de la batalla, con el triunfo de los romanos y la huida de los caledonios. El capítulo continúa con la celebración del triunfo en Roma, la situación de Caledonia después de Agrícola, y la pregunta de por qué los romanos no conquistaron Caledonia. El último capítulo (Epílogo: La retirada romana de Caledonia y los intentos posteriores de recuperación a lo largo del Imperio) analiza la paulatina retirada de las legiones romanas del norte de Britania que, en tiempos del emperador Adriano, llevó a la construcción de una muralla, más al sur, que separaba definitivamente la región de las tribus caledonias del hábitat imperial: el famoso muro de Adriano. Con Antonino Pío se produjo un nuevo viraje hacia el norte, que propició la construcción de una nueva muralla, entre los estuarios de Forth y Clyde, protegido por 19 fuertes y fortines. A su muerte, las fronteras imperiales volvieron a situarse en el Muro de Adriano y las tierras de Caledonia no volvieron a sufrir el ímpetu romano hasta la época de Septimio Severo, que llegó a la isla con cuarenta mil soldados y el objetivo de conquistar Caledonia definitivamente.  Además de los capítulos ya comentados, el libro cuenta con varios cuadros temáticos en los que aborda diferentes aspectos, como la batalla de Watling Street, las técnicas de construcción de los campamentos romanos, el uso de la metalurgia en los fuertes romanos, el equipamiento militar del soldado romano o el papel de la infantería auxiliar en la batalla de Mons Grapius.

A través de sus ciento cuarenta y dos páginas, Marcos Uyá desgrana de un modo bastante ameno las vicisitudes de los romanos en tierras caledonias, mostrando sus amplios conocimientos. Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención es el importante número de vestigios existentes de dicha época, como la fortaleza romana de Elginhaugh, o los campamentos de Ardoch o Raedykes. Dada la escasa publicidad que tienen en el turismo escocés, pensaba que realmente no existían fuertes tan bien conservados como los mencionados. Uno de los aspectos que uno echa de menos en el libro es la presencia de mapas donde poder ubicar todos los lugares que aparecen en el texto, ya de por sí difíciles de recordar para quien no esté familiarizado con los mismos (Drumquhassle, Inchtuthil, Strageath, etc.). Cuenta con un par de mapas de la Escocia romana en el 82-83 d.C. y en el 86 d.C. (pgs. 80-81) que se antojan escasos, si bien cuenta con varias fotografías y dibujos que complementan el excelente texto.

En definitiva, el libro de Marco Uyá “Legiones romanas en Caledonia. Agrícola frente a Calgaco” es de gran interés para todos aquellos que quieran conocer la historia de Roma en tierras caledonias, en la actual Escocia, la región más septentrional de todo el Imperio Romano.

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 Respuestas

  1. La exitosa campaña de Agrícola derrotada por su propio éxito. Los recelos del emperador acabaron con el sueño de una Britania totalmente Romana, que Agrícola consiguió por medio de las armas y una política inteligente.

    • juan gonzalez ( juancolate)

      Alguien sabe como podia conseguir el libro de las legiones romanas en Caledonia o si es posible alguien podria pasarmelo por correo a través de facebook en donde figuro con ese nombre y ese nick. Muchas gracias por anticipado

Dejar una opinión