DRACO. LA SOMBRA DEL EMPERADOR

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

DRACO. LA SOMBRA DEL EMPERADORDraco. La sombra del emperador” es la tercera novela del escritor italiano Massimiliano Colombo (Bergamo, 1966), tras “La legión de los Inmortales” y “El estandarte púrpura”, publicadas todas ellas en castellano por Ediciones B. Narra la historia del emperador Juliano, conocido para la posteridad como el Apóstata, entre los años 355 d.C. cuando es nombrado césar de la Galia  y el 363 d.C. cuando fallece camino de Samarra en la campaña contra los sasánidas.

 

Además de Juliano, el principal protagonista de la novela es Víctor, un franco, hijo de Klothar de Merseen, que se encuentra al servicio del emperador Constancio, al que se le encarga la labor de enseñar el arte de las armas al joven Flavio Claudio Juliano… y de espiar los movimientos del césar de las Galias. La gran personalidad y honestidad del aparentemente débil Juliano llevará a Víctor a convertirse en su más fiel servidor y a ser bautizado como Draco, la sombra del emperador.

 

Massimiliano tiene la virtud de escribir novelas que te enganchan desde el primer minuto de lectura, desde la primera hasta la última página. Lo hizo con las dos anteriores y lo ha vuelto a hacer con “Draco. La sombra del emperador”. La novela, que comienza con una espectacular carrera de cuadrigas en el circo de Mediolanum (Milán),  mantiene un ritmo y una acción trepidante a lo largo de toda la obra. Durante la liberación de la Galia por parte del césar Juliano se producen dramáticos momentos, como el duro asedio de los alamanes a Senones, la batalla de Argentoratum (Estrasburgo) entre las legiones de Juliano y  los alamanes liderados por Chodomario o la persecución de éstos hasta la ribera del Rin que culmina con la captura del líder bárbaro. La intensa narrativa bélica continúa manteniendo su alto nivel con la campaña de Juliano en Oriente que le lleva a las puertas de la capital del Imperio sasánida, Ctesifonte. Además de la crudeza de las guerras, Massimiliano nos presenta un mundo de conspiraciones, asesinatos, o traiciones entremezclado con el del amor, la amistad, la confianza, la lealtad o la honradez. El primero representado principalmente por siniestros personajes como Eusebio o Catena, los hombres más poderosos del Imperio en tiempos de Constancio II. El segundo, capitaneado por Juliano y Victor, y secundado por el griego Filopatros, Nevita, Dagalaifo o la bella Murrula, renacida bajo el nombre de Suana.

 

El epicentro de la trama es la vida de Juliano, un emperador al que siempre había considerado intrascendente, y al que, tras leer la novela, puedo considerar como uno de los más grandes emperadores romanos. La historia le puso el sobrenombre de “el Apóstata”, ya sabemos que la historia la escriben los vencedores, por practicar la religión de sus antepasados, el culto a Helios y a Mitra y  renunciar a la imperante religión cristiana. La enseña de Juliano era la tolerancia, promoviendo la libertad de culto y respeto a todas las creencias, que además había sido el eje de actuación del Imperio Romano durante los siglos anteriores, y que chocaba frontalmente con la intransigencia y belicosidad de los líderes cristianos del momento. Uno se pregunta qué habría sido del Imperio romano si Juliano hubiera podido acabar su obra.

 

Draco. La sombra del emperador” es una novela muy recomendable con la que descubrirás  extraordinarios personajes en uno de los momentos más oscuros de la historia del Imperio Romano.

 

DRACO. LA SOMBRA DEL EMPERADOR

EDICIONES B (2015)

468 PÁGINAS

ISBN: 978-84-666-5600-9

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 Respuestas

  1. La narrativa te va sumergiendo en un mundo romano, lleno de intrigas y conspiraciones hasta llegar a sucesos de lealtad y amor de patria. Grandiosamente exquisito.

  2. Jose Luis Marquez

    Me gusto muchísimo esta novela, tanto que me ha motivado esta noche iniciar los comentarios en esta página. Como comente en la reseña de “El Estandarte Purpura”, la leí en una semana sin parar, realmente cautivadora.

Dejar una opinión