ÁGUILAS EN GERMANIA

publicado en: Arqueología, Historia y Sociedad | 0
Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

AGUILAS EN GERMANIA

 

Águilas en Germania. Las campañas de Varo y Germánico en el Rhin”  (HRM Ediciones) es una obra del historiador Alberto Raúl Esteban Ribas, autor que cuenta con la publicación de diversos artículos y libros de historia militar, centrados especialmente en la España de los siglos XVI-XVII.

“Águilas en Germania” es un análisis de la historia de Roma en tierras germanas. El libro está estructurado en seis capítulos. El primero es una introducción al mundo del Imperio Romano a principios del siglo I d.C. El segundo está dedicado a Germania, a las principales tribus, con una mención especial a Arminio, el gran líder de la resistencia germana. El capítulo tercero se centra en los principales actores de la contienda, las legiones romanas y los guerreros germanos. El capítulo cuarto se adentra en la conquista de Germania Magna, con las campañas de Druso y Tiberio  y la clades variana, la derrota de las tres legiones romanas al mando del gobernador de Germania, Varo, en el bosque de Teutoburgo. El quinto capítulo analiza la respuesta romana a aquel desastre, con las tres campañas orquestadas por Germánico que culminó con la victoria romana en Idistaviso. El sexto y último capítulo, la frontera definitiva, indaga en las circunstancias de la muerte de Germánico y la renuncia a Germania Magna por parte del sucesor de Augusto, Tiberio.

 

aguilas-en-germania¿Qué sucedió en el otoño del 9 d.C. que alteró la romanización de Germania? Varo, gobernador de Germania, planeaba el regreso de sus tres legiones, la XVII, la XVIII y la XIX, desde los campamentos estivales de Germania Magna hacia los fuertes de invierno situados en el Rin. El sentimiento anti-romano era creciente entre las tribus germanas debido a la dura política impositiva de Varo. Este caldo de cultivo fue aprovechado por Arminio, un líder querusco, formado en Roma y perteneciente a la élite de la caballería romana, para unir a  las distintas tribus germanas en una causa común, la aniquilación de la presencia romana en sus tierras. Para ello, Arminio planificó una estrategia, sencillamente magnífica, en el bosque de Teutoburgo. Conocedor del poder militar romano en campo abierto, Arminio decidió emboscar a los romanos de modo que su gran maquinaria bélica quedara neutralizada. Aprovechando la marcha de las legiones hacia el valle del Lippe, Arminio persuadió a Varo de desviarse hacia el norte para sofocar una supuesta revuelta de los angrivarios. En los lindes de los caminos del bosque de Teutoburgo, Arminio congregó a no menos de veinticinco mil germanos, procedentes de diversas tribus, para emboscar a las tres legiones romanas, junto con sus tropas auxiliares, y de caballería.   Durante cuatro días y a lo largo de varias decenas de kilómetros, los germanos masacraron a miles de romanos hasta llegar el climax de la matanza en la colina de Kalkriese, donde el terreno se estrechaba enormemente, alrededor de una zona pantanosa. En ese lugar, parapetados en un muro de turba y tierra de metro y medio de alto, miles de germanos dieron la puntilla definitiva a los legionarios que habían conseguido sobrevivir a los tres días de acoso germano, empapados por la lluvia y ateridos por el frío. Varo, ante lo irreversible de la situación, decidió suicidarse, ejemplo que siguieron muchos oficiales romanos. Los altos mandos supervivientes fueron cruelmente ejecutados en altares rituales levantados en el bosque con este siniestro fin. Las cabezas de los soldados fueron clavadas en estacas y esparcidas por los bosques y el campo de batalla.  La cabeza de Varo fue enviada por Arminio al jefe marcomano Maruboduo, tratando de buscar su apoyo, pero éste prefirió mantenerse neutral en la contienda contra Roma y envió el macabro trofeo a Augusto. El propio emperador romano, impactado por la noticia, se dejó barba durante meses y no paraba de invocar a Varo, reclamándole la devolución de sus legiones. La mayor parte de los fuertes establecidos por Druso y Tiberio en Germania fueron abandonados inmediatamente, aunque sus guarniciones fueron masacradas antes de llegar al Rin. Tan sólo el fuerte de Aliso resistió la ofensiva germana. “La derrota de Varo supuso el fin de la política imperial de romanización de las tierras germanas más allá del Rin.”

 

La respuesta romana tardó tiempo en ser efectiva, dado el brutal impacto que supuso la pérdida de una parte significativa de su ejército en Germania. Tiberio tardó tres años en equilibrar la situación, saqueando las tierras de las tribus más próximas al Rin. En el 12 d.C. regresó a Roma, celebrando un triunfo acompañado de Germánico. Este joven sería el gran protagonista de los siguientes años en Germania. En el 14 d.C. inició la primera de sus tres campañas en Germania, que culminaría en el 16 d.C. con la batalla de Idistaviso. Este lugar, cuya localización exacta es desconocida, se hallaba en la orilla derecha del Wesser, entre las localidades alemanas de Minden y Hamelin. En esta llanura se enfrentaron las ocho legiones de Germánico con las huestes germanas del odiado Arminio. Según Tácito, la batalla se transformó en una matanza en la que perecieron cerca de veinte mil germanos, aunque el líder querusco logró escapar. El buen hacer de Germánico se plasmó en la recuperación de las águilas de las legiones de Varo y en volver a llevar a las legiones de Roma hasta el Elba, aunque sin llegar a crear ningún acuartelamiento permanente al este del Rin.

Pese a las victorias romanas, la política de Tiberio fue manifiestamente conservadora, siguiendo el consejo de Augusto de mantener el Imperio dentro de sus límites. El Rin se convirtió durante las tres siguientes centurias en la frontera natural del Imperio romano en Germania.

 

Esperamos que este pequeño resumen os anime a leer “Águilas en Germania”, un excelente libro que os permitirá descubrir la historia de la Germania romana en tiempos de Augusto y Tiberio, y especialmente los sucesos del Teutoburger Wald, que cambiaron a buen seguro el devenir de la presencia romana en Germania y, con ello, el futuro de la Europa continental.

 

 

ÁGUILAS EN GERMANIA (Alberto Raúl Esteban Ribas)

HRM Ediciones (2014). 142 páginas.

ISBN: 978-84-942406-3-8

Comparte....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una opinión